Sorgo Forrajero

Están adaptados al pastoreo directo y algunos para la confección de reservas como heno. Se caracterizan por tener un mayor rebrote y macollaje, mayor proporción de hojas, siendo mas finas que otros sorgos. Los llamados Sudan son los mas conocidos de este tipo (DESAFIO, DOMINO).

+ Información

sorgo silero

Suelen tener tallo azucarado y entre 2,5 a 3,0 metros de altura. La proporción de grano, encontrándose la mayoría entre 15 y 40 % (BRIOSO, COBRIZO, COLOSO, CHAMAME) El destino principal es el picado para confección de silaje de planta entera, para alimentación de rodeos de carne y leche.

+ Información

sorgo granifero

Se destinan principalmente a grano, hay mucha variación con respecto al tamaño de planta. Color de grano, cont. de tanino, ciclos muy cortos 50/55 días a largos 80/85, tamaño y tipo de panoja, (CHALTEN, LINDOR, MESTIZO). Se puede utilizar para picado o silaje, llamados sorgos doble propósito.

+ Información

Lista de productos

Nuestra línea de productos se basa fundamentalmente en las semillas forrajeras y de céspedes que comercializamos por más de 75 años. Somos la principal empresa de semillas del mercado por cantidad de especies y variedades ofrecidas y por volumen total comercializado.

+ Información

EL CULTIVO DE LOS SORGOS...

El sorgo es el quinto cereal más importante del mundo, por el volumen de producción y la superficie cultivada.

Pocos cultivos presentan la versatilidad de usos y destinos que caracteriza al sorgo, hecho que sumado a su capacidad de adaptación a distintos ambientes ha favorecido su difusión en nuestro país y el mundo.

En amplias zonas del país, especialmente las más marginales, el volumen de forraje obtenido supera al que ofrece el cultivo de maíz. Aunque la calidad del mismo alcance el 85% de la obtenida con maíz, bajo estas circunstancias restrictivas, su producción de MS digestible/ha es similar o incluso mayor.

Una de las características más atractivas de la especie es su capacidad de entrar en latencia frente a situaciones de stress hídrico, detener su actividad para retomarla cuando mejoran las condiciones de humedad. Si lo comparamos con el maíz, por ser más eficiente en el uso del agua, tiene mayor tolerancia a la sequía disminuyendo el riesgo productivo.