Implantación de pasturas con cultivos agrícolas de invierno, una buena opción!

Dependiendo de las condiciones del año la opción de implantar pasturas perennes junto con la siembra de cultivos agrícolas de invierno es una opción a tener en cuenta años como este donde por razones climáticas se ha pasado la fecha óptima de implantación y donde ya hemos resignado la producción de pasto del primer invierno. En las regiones donde la humedad no es limitante (de la Isohieta de 800 mm hacia el Este) y arrancando con buena humedad en el perfil se pueden implantar buenas pasturas utilizando prácticas de manejo adecuadas.

      • Las ventajas que presenta esta práctica serían:

     

  • * Beneficios económicos por contar con el ingreso del cultivo agrícola el año de implantación
  •  
  • * Eficiencia en el uso del suelo, uso conjunto por parte del cultivo y de la pastura de los fertilizantes aplicados

  • * Menores riesgos de erosión por tener el suelo mejor cubierto.

Las desventajas pueden ser:

* Un mayor riesgo en el establecimiento de las especies integrantes de la pastura en función de las condiciones climáticas

* Menor producción de forraje en el primer año

* Control de malezas más caro y ajustado

  • Las especies forrajeras en su mayoría no ejercen efectos negativos directos sobre los cereales, salvo el trébol rojo que por su porte erecto crece mucho a pesar del sombreado. Lo que limita la presencia de las especies forrajeras es el uso de herbicidas por lo que el control de malezas tiene que ser bien evaluado y planificado antes de encarar esta siembra.
    En cambio si vamos a tener un efecto de interferencia del cultivo sobre la pastura por la competencia por luz, agua y nutrientes. Para limitar esta competencia tenemos que tener en cuenta los siguientes items:
  •  
    • * Especie y variedad del cultivo agrícola: Conviene especies de ciclo corto
    •  
    • * Época, densidad y sistema de siembra: Las siembras de fin de julio a mediados de agosto son las más convenientes, densidad del cultivo agrícola menor a lo recomendado cuando esta solo y lo ideal es hacer doble siembra poniendo primero el cultivo agrícola y cruzado al sesgo la pastura.

      * Condiciones climáticas del año y agua en el perfil: En años secos con suelos sin agua en el perfil no hay que sembrar la pastura con el cultivo agrícola.

      * Fertilidad del potrero: No deberían ser lotes muy pobres pero tampoco con un exceso de fertilidad.

      * Diferente comportamiento de las especies forrajeras: Las leguminosas son más aptas para ser sembradas con cultivos que las gramíneas, el trébol rojo es el menos perjudicado con esta práctica, siguiendo en orden la alfalfa y el trébol blanco y finalmente las especies de lotus. En las gramíneas, el pasto ovillo y la cebadilla criolla se logran con mayor seguridad que festuca alta, el raigrás perenne no es recomendable porque compite mucho con el cultivo agrícola.

    • * Mayor competencia con las malezas: Los cultivos agrícolas asociados determinan que la presencia de malezas sea menor respecto a pasturas sembradas sin acompañante sin embargo dejarán más suelo desnudo después de la cosecha, lo que permitiría la posterior instalación de malezas anuales y perennes.

    Asumiendo que se decide la siembra de una pastura con cultivo, las prácticas recomendadas se resumen en:

    1. Elección del lote: Se deben evitar los suelos muy fértiles o de muy baja fertilidad y aquellos potreros con malezas anuales de difícil control y perennes tales como el gramón.

    2. Elección de cultivos agrícolas menos competitivos: En orden decreciente la agresividad sería: trigo ciclo corto, cebada, trigo ciclo largo y avena.

    3. Época de siembra: Evitar siembras tempranas con variedades de ciclo largo.

    4. Densidad de siembra del cultivo en el caso de trigo disminuirla en un 30% con respecto a la normal para la zona.

    5. Distancia entre hileras: Realizar la siembra del cereal preferentemente a 30 cm entre hileras.

    6. Si es posible sembrar en dos operaciones en la primera el cultivo y luego cruzado la pastura.

    7. Elegir las especies forrajeras más aptas.

    8. Densidad de siembra de las forrajeras: Mantener o aumentar las densidades normales de estas especies.

    9. Uso de herbicidas adecuados: tener mucho cuidado con los herbicidas usados en el barbecho cuidando que sean compatibles con las especies forrajeras a implantar.

    10. Fertilización: hacer el mismo plan de fertilización que se haría en el cultivo agrícola sin la pastura aumentando la dosis de fósforo en el arranque.

    Ing. Agr. Pablo Grehan

Abrir chat
1
¿En qué lo podemos ayudar?
Hola!
¿En qué lo podemos ayudar?
Powered by