Pasturas polifíticas + carne a pasto + pastoreo planificado

Un negocio Rentable de triple impacto (Económico, ambiental y social)...

El rol de las Pasturas perennes en la recuperación de la fertilidad de los suelos está plenamente demostrado, mi experiencia personal de más de 30 años manejando establecimientos en la pradera pampeana me ha llevado a ver como se han deteriorado los campos que se manejaban en los 80 con las rotaciones de 6 a 8 años de agricultura con labranza vertical más 4 o 5 años de pasturas polifíticas y que en los 90 pasaron a siembra directa con agricultura continua, con buena rotación de cultivos incluyendo siempre maíz y trigo en las mismas, sin que entre la ganadería para evitar el pisoteo, la compactación y cuidar las coberturas y con fertilizaciones químicas periódicas; a pesar esto hoy vemos en esos suelos una importante caída del contenido de materia orgánica, erosión hídrica laminar, aumento de la compactación y pérdida de la microbiología de los suelos. Para constatarlo empíricamente alcanza con agarrar la pala y sacar un pan de tierra del medio de cualquiera de esos lotes y compararlo con algún rincón del potrero donde nunca se haya sembrado (ej. Abajo del alambraado)para ver como ha cambiado el mismo.

La buena noticia es que hoy sabemos que ese suelo se puede regenerar; hay sobrados ejemplos de la importancia de mantener el suelo cubierto con plantas verdes, que capturen la Energía del Sol y mantengan el suelo vivo. Para que la recuperación sea máxima y se conviertan realmente en sumideros del exceso de Carbono que tenemos en la atmósfera es imprescindible tener los procesos ecosistémicos (ciclo del agua, de los nutrientes, la dinámica de las comunidades y el flujo de la energía) funcionando a la máxima potencia, y para esto hay que activar la gran “bomba de carbono” que son las plantas que con el aporte del pastoreo rotativo bien manejados generan un ciclo virtuoso donde se logran:

  • - Impacto económico: altas producciones de carne con menores costos.
    - Impacto ambiental: regeneración del suelo con menos uso de agroquímicos y balance positivo en la huella del carbono.
    - Impacto social: mayor trabajo con arraigo en el campo.

Para recuperar la salud del suelo rápidamente es importante mantener la biodiversidad en las pasturas, que estén presentes especies de diferentes grupos funcionales (gramíneas, leguminosas y herbáceas); esto va a activar las comunidades de organismos que se asocian a las raíces de los mismos (bacterias, hongos, protozoos, artrópodos) ampliando el área explorada por las raíces, multiplicándola por 2 o 3, y transformando la materia orgánica generada en humus (carbono depositado en el suelo), evitando que se oxide y vuelva a la atmósfera, poniendo el agua y los minerales sub superficiales a disposición de las raíces y aumentando la capacidad productiva de ese suelo.

Todo esto se logra rotando los potreros con pasturas polifíticas que manejadas con pastoreo rotativo planificado y respetando los “tiempos de pastoreo y de recuperación de las plantas entre pastoreos” se logra aportar un alto volumen de pasto de calidad, aumentar la persistencia de la mezcla al evitar sobrepastoreo de especies más palatables y disminuir la dependencia de agroquímicos (fertilizantes y herbicidas); ergo termina aumentando la producción de carne con un menor gasto y aumentando la salud de nuestros suelos.

Ing. Agr. Pablo Grehan
Semillas Forrajeras Picasso

Abrir chat
1
¿En qué lo podemos ayudar?
Hola!
¿En qué lo podemos ayudar?
Powered by